En Administración, Tecnología

Las amenazas de seguridad no respetan tamaño, de modo que contar con herramientas físicas o digitales para resguardar tu patrimonio debe ser algo prioritario. Aquí te enlistamos 5 que puedes integrar a tu empresa.

1. Geolocalización

Seguramente has oído hablar muchas veces del llamado GPS, siglas en inglés que denominan al Sistema de Posicionamiento Global, el cual consiste en una red satelital que recibe, procesa y comparte datos con receptores especiales, como los instalados en nuestros teléfonos celulares. El uso más usual y corriente de esta tecnología lo vemos en apps como Google Maps o Waze, sin embargo, su utilización no se circunscribe únicamente a conocer el estado del tráfico. Si manejas flotillas de autotransportes, o incluso si dependes de equipo valioso que necesita traslados constantes por parte de terceros, tu mejor aliado será el GPS. A través de un sistema de geolocalización satelital podrás rastrear la ubicación de tus activos; medir los litros de combustible que contengan o detectar “ordeñas”; conocer parámetros del vehículo como velocidad, kilometraje o enganche de remolques, así como saber si tu mercancía ha cumplido con la ruta preestablecida.

2. Videovigilancia a través del Internet de las Cosas

Los sistemas de circuito cerrado y videovigilancia no son nada nuevos, sin embargo, sí presentan dos inconvenientes a la hora de implementarlos para asegurar tu negocio. En primer lugar, instalarlos resulta caro porque hacerlo obliga a comprar equipo y software especializados, a capacitar personal para su manejo o incluso contratar servicios externos ello; ¡qué decir del almacenamiento! resguardar tantas gigas de material en video hará que la factura por videovigilancia resulte abultada. 

Afortunadamente, el Internet de las Cosas ofrece nuevas alternativas más económicas y manejables: luego de contratar servicios con un proveedor en línea, podrás monitorear la actividad de tu empresa prácticamente desde cualquier dispositivo conectado a la red. Otra ventaja de esta tecnología es que su alojamiento suele ser más barato, además de que te permitirá acceder al material videograbado con mayor inmediatez y mayor calidad. La única recomendación es que te asegures de que la red contratada cuente con lo último en protección de los datos procesados, pero de eso te hablaremos un poco más adelante. 

3. Reconocimiento facial

Hablar de este avance ya no remite más a la ciencia ficción pues, como seguramente has experimentado, cada vez es más frecuente encontrarse con dispositivos que “leen” y procesan ciertos rasgos de nuestro rostro. Ahora bien, para ponerte algunos ejemplos del mundo empresarial, podemos mencionarte que algunas grandes compañías financieras e instituciones bancarias ya emplean la biometría facial para permitir el acceso a ciertas cuentas con información sensible. Por otro lado, existen plataformas dedicadas a la recolección de datos faciales asociados a emociones, Emotion Research Lab, que vende dicha información a empresas de estudio de mercado.

Ahora bien, seguramente te preguntarás: “¿cómo puedo aplicar esta avanzada tecnología para resguardar mi empresa?”. Lo que puedes hacer es asegurarte de que tú y tus empleados empleen dispositivos que ya cuentan con reconocimiento facial, como los más recientes modelos de iPhone o el Pixel 4, el smartphone que Google está por lanzar. Dotando a tu equipo de estos equipos, de uso estrictamente laboral, te asegurarás de que nadie más acceda a la información de tu empresa.

4. Alojamiento en la Nube

Lamentamos decirte que, por más avanzado y resistente que sea un disco duro externo, todos estos aparatos cuentan con una vida útil limitada, ya sea por el uso continúo, el deterioro natural de sus materiales o la obsolescencia. Para evitar perder tu información valiosa y poder acceder a ella sin importar lugar y momento, te sugerimos contratar servicios de alojamiento de datos en la Nube, ya sea que elijas una pública (como Google Cloud) o contrates una privada. Como ya te hemos comentado en otra entrega de este Blog, hacerlo también te permitirá compartir dicha información con otros colegas e incluso hacer uso de útiles herramientas diseñadas por tu proveedor de servicios en la Nube. Desde luego, tendrás que poner énfasis en la creación y candados de acceso a dicha red para que solo tú y tu equipo de confianza puedan consultarla o modificarla.

5. Softwares de ciberseguridad

¿Qué guardan en común todas las tecnologías y sistemas anteriormente mencionadas? Que, como toda invención humana, son propensos a errores y ataques por parte de terceros, por ello nuestra última recomendación es que te asegures de su correcto funcionamiento contratando un servicio de ciberseguridad para empresas –¡no basta con contratar solo un anti-virus o un firewall!

Acércate a profesionales del ramo para que te puedan asesorar sobre el tipo de protección que tu compañía necesita de acuerdo a su giro, tipo de información que maneja y en concordancia con tus capacidades. Recuerda que para lo anterior cuentas con Creze, cuyos servicios te ayudarán a conseguir mayor tranquilidad para ti y tu emprendimiento.

Publicaciones recomendadas

Déjanos tus comentarios