En Administración, Finanzas

El flujo de efectivo refleja la entrada y salida de efectivo, por lo que es una de las herramientas más importantes para la administración de una empresa, debido a que refleja el estado financiero de la empresa debe ponerse especial atención a su elaboración. El estado ideal de las compañías es que siempre haya un excedente, o un balance positivo.

La elaboración del flujo de caja ayuda a detectar el origen del dinero que entra y el destino de los egresos, es decir, los pagos pendientes que la empresa tiene y a qué rubros se destinan, como operación, inversión y financiamiento.  Su análisis permite tener un panorama completo del balance y la salud financiera de la compañía.

¿Cómo lograr un flujo positivo?

Para lograr un flujo positivo o excedente debemos buscar vías para aumentar las entradas de dinero y disminuir las salidas, algunas herramientas para lograrlo son las siguientes:

  • Acelere la facturación y las cuentas por cobrar. Para ello primero deber tener un panorama claro de cuáles son y a qué cantidad ascienden, para llevar este control puede hacer uso de un software de contabilidad.
  • Extienda todo lo que pueda el pago a proveedores (sin que esto signifique afectar su relación con ellos), extender el plazo le permite tener más tiempo para obtener el dinero necesario para liquidar deudas.
  • Incremente su cartera de proveedores y compare precios de productos o servicios que debe adquirir.
  • Haga pagos adelantados, algunos proveedores ya tienen un esquema de beneficios para ello.
  • Revise el inventario, evite tener más de lo necesario, en caso contrario puede tornarse en un capital que no está generando ningún valor a la empresa, evite comprar de más, aunque el precio sea atractivo, en ocasiones ese producto no se desplaza adecuadamente.

Si detecta después de hacer el balance que los resultados son negativos hay que establecer un plan de acción ya que puede existir un riesgo de liquidez de la empresa. Para alcanzar un resultado positivo en el flujo de efectivo se pueden buscar fuentes de financiamiento que otorguen a la empresa la capacidad de hacer frente a los compromisos adquiridos, por ejemplo, pagar deudas, comprar insumos, pagar sueldos o el alquiler del local, etc.

Una alternativa para obtener recursos económicos que ayuden a equilibrar el flujo de efectivo y fondear la empresa es Creze, es una plataforma de préstamos en línea que no solicita garantías y se ajusta a las necesidades del solicitante. Gracias al uso de la tecnología realizar la evaluación de la capacidad de pago de manera rápida. Creze forma parte de las nuevas empresas del sector fintech, que mediante el uso de la tecnología han simplificado la forma de otorgar créditos.

Tal vez te interese leer: Préstamos tradicionales, créditos comerciales o Fintech: ¿Cuál es mejor?

El surgimiento de este sector ha beneficiado a muchas pequeñas y medianas empresas que en ocasiones no cuentan con toda la información que los acreedores solicitan para decidir otorgar o no  un crédito; pero que sí tienen dispositivos móviles, cuentas corporativas de redes sociales y un historial de su comportamiento financiero, estos tres factores determinan una huella digital que al ser combinada con los métodos tradicionales para evaluar la liquidez establecen nuevos procesos de evaluación y gestión de riesgos para determinar el monto del crédito que se otorgará y las condiciones del mismo.

Bajo un esquema más tradicional existen otras alternativas para obtener recursos para fondear a las compañías, como los programas gubernamentales, FONDO PyME, Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa  un instrumento de apoyo para la creación, desarrollo, viabilidad, productividad, competitividad y sustentabilidad de las micro, pequeñas y medianas empresas; y  Capital Semilla, de la Secretaría de Economía, que proporciona apoyo financiero para la etapa inicial del negocio.

Otra opción son los créditos que otorgan las instituciones de banca múltiple, una opción de financiamiento viable para adquirir maquinaria y herramientas de trabajo, para la compra de materias primas o para capital de trabajo. Los montos son determinados según las necesidades y capacidad de pago del empresario. La mayoría de estas instituciones solicitan avales para otorgar el crédito o los productos adquiridos con el crédito quedan como garantía.

Una alternativa más son los microcréditos otorgados a tasas accesibles que se adecúan a la necesidad de quien lo solicita, estos son los que otorgan principalmente las Sociedades Financieras Populares (SOFIPO), Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAPS) y Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (SOFOM).

Las alternativas para elevar el flujo de efectivo de las empresas son muchas, haga un análisis de sus necesidades y esto le ayudará a determinar la opción que mejor cumpla con ellas.

Publicaciones recomendadas

Déjanos tus comentarios