En Administración, Finanzas

Independizarte y empezar un negocio como persona física con actividad empresarial o incluso con RIF, significa que tendrás que empezar a controlar tus finanzas un poco más que cuando trabajabas para una empresa . Y una vez que inicias puede ser difícil planear con anticipación.

De acuerdo con Chelsea Hudson, gerente de relaciones públicas de TopCashback, “Este tipo de personas deben ser más hábiles con el dinero, ya que no tienen garantizada una cantidad mínima de efectivo, además de hacer un seguimiento de sus gastos, reducir los costos al eliminar los deseos y solo concentrarse en sus gastos de vida cruciales”.

A continuación, te presentamos algunos consejos para administrar el dinero de aquellos que tienen un ingreso incierto, recopilados por el diario Business News Diary:

  1. Determina un fondo de reserva para tener liquidez y administra tu crédito.

Es importante que te asegures que tus ahorros no solo sean robustos, sino accesibles para cuando la falta de dinero apriete. Depender solo de los ingresos o de los ahorros que son inflexibles y de difícil acceso podría dejarte sin reservas para salir a flote cuando el ritmo de trabajo disminuye.

“Elimine los gastos no necesarios para los meses de escasez y mantenga sus ahorros con fluidez”, comenta Kelly Hayes-Raitt, autora de “Cómo convertirse en editores de casas: consejos para los iniciados de HouseSit Diva”.

“Mantenga su puntaje crediticio alto y asegúrate de pagar los créditos completamente durante los buenos tiempos. La mejor manera de ahorrar como profesional independiente es reservar de 10 a 15 por ciento de su ingreso promedio para su fondo de emergencia”.

De igual forma, contempla alternativas de crédito para empresas a corto plazo, las Fintech pueden ser una buena alternativa ya que ofrecen intereses personalizados y son más flexibles que las alternativas tradicionales.

Te puede interesar: Cómo fondear tu negocio y mejorar el flujo de efectivo

  1. Mantén tus gastos de estilo de vida bajos.

No hay nada de malo en darse unos cuantos gustos extras cuando el negocio lo permite, pero tener un mejor estilo de vida no significa gastar todo tu dinero. Puedes preparar tu propia comida o disfrutar de viajes y paseos que al mismo tiempo te permitan ahorrar. “Encuentra maneras de hacer cosas o de comprarlas sin gastar una fortuna”, explica Marilyn Anderson, autora de “Cómo vivir como un millonario cuando tienes un millón de dólares”. “No compres algo por el precio completo cuando puedes encontrarlo más barato. Espera hasta que los artículos tengan promociones. Aprende a negociar.”

  1. Pon todo en “blanco y negro”.

Cuando tus ingresos no son fijos, es importante planificar y replanificar de forma recurrente para asegurarte de estar al tanto de tu situación de flujo de efectivo. Sin una comprensión evolutiva de tus finanzas y expectativas, será imposible administrar los gastos y ahorros con éxito. De acuerdo con Neel Somani, propietario de la empresa independiente Apptic.

“Todo se trata de planificación. Específicamente como profesional independiente, debes ser muy consciente de tu presupuesto y tus hábitos de gasto”. Para garantizar un flujo de caja más regular, puedes negociar con tus clientes de manera anticipada y solicitar un adelanto antes de comenzar los trabajos. Somani comenta también que es común que los freelancers sean atacados o timados por clientes sin escrúpulos y un depósito asegurará al menos pagos parciales.

También proporciona más liquidez, aumentando tu libertad para planificar y gastar en prioridades. “Divide tus pagos en partes más pequeñas y frecuentes, por ejemplo, normalmente los clientes me pagan la mitad de la cantidad total antes de comenzar el trabajo y la mitad después. Me imagino que algunos profesionales independientes la pueden desglosar aún más”.

  1. No tengas miedo de encontrar trabajo adicional.

“Crea múltiples flujos de ingresos”, sugiere Michel Valbrun, fundador de Valbrun Consulting Group. “A veces tienes que simplemente buscar otro trabajo”. No solo trabajar en una posición complementaria ayudará a apuntalar tus finanzas en un punto difícil, sino que contribuirá a tu crecimiento personal y profesional como experto en tu industria.

Nunca está de más rellenar el currículum cuando tratas de vender tus servicios independientes a nuevos clientes. Para los trabajadores independientes, la gestión adecuada de su dinero realmente se reduce a conocer su flujo de efectivo, administrar sus gastos, planificar con anticipación y desarrollar flujos de ingresos alternativos. Si puedes mantenerte flexible, entonces no debería ser difícil superar los tiempos de escasez.

Mantener estas mejores prácticas cuando el negocio está en pleno auge te ayudará a ser aún más exitoso trabajando por su cuenta.

Publicaciones recientes

Déjanos tus comentarios