En Administración

Un crédito o financiamiento es una decisión importante para su negocio, ya que requiere de mucho análisis, así como de entender todas las ventajas que puede traer esto consigo, es una herramienta increíble para potenciar el crecimiento de cualquier empresa.

Por esta razón, la oferta de créditos en el mercado cada vez es más amplia, pero hay una que destaca para las Pequeñas y medianas empresas, en el cual nos enfocaremos: el Financiamiento a Corto Plazo.

Ventajas de un Financiamiento a Corto Plazo

En general, los Financiamientos a Corto Plazo suelen ser relativamente sencillos de conseguir siempre y cuando su negocio tenga un flujo de caja positivo o cuentas por pagar a su favor, además de que, raramente se utilizan bienes como garantía en este tipo de modelo.

Son recomendables para necesidades de capital de trabajo de empresas pequeñas y medianas, quienes suelen ser las mayormente beneficiadas de este tipo de financiamiento, pues puede ser utilizado para la compra de inventario durante un aumento repentino en la demanda de un bien, para pago de sueldos o para cubrir gastos inesperados, entre otros.

Es importante que antes de contratar cualquier tipo de crédito se determine la necesidad que va a cubrir el financiamiento y conocer para qué se utilizará el dinero; esto ayudará a determinar de mejor manera el tipo de financiamiento que se requiere.

El financiamiento a corto plazo puede ser el impulso que necesitas para superar esos períodos de falta de capital de trabajo

Existen muchas otras ventajas relacionadas con el Financiamiento a Corto Plazo, pero una que destaca es la velocidad, ya que, a diferencia de un financiamiento a largo plazo, estos pueden ser otorgados en días ¡o inclusive horas!, actualmente la oferta Fintech ha agilizado este trámite, pues todo se realiza de forma remota sin pisar una sucursal bancaria tradicional, con mucho menos papeleo y suele ser más sencillo calificar.

¿Cuándo deberías optar por el Financiamiento a Corto Plazo?

Como cualquier financiamiento, la meta es sacar provecho de alguna oportunidad que se nos ha presentado. Un Financiamiento a Corto Plazo está relacionado directamente con los ingresos, es decir que, por ejemplo, no se debería utilizar para cubrir la nómina de la compañía cuando no se logran cubrir los costos del mes.

La situación ideal para usarlo es para lograr una meta específica, supongamos que una empresa vende peluches, durante todo el año tiene ingresos consistentes, pero sabe que, en febrero a causa de San Valentín, sus ventas se dispararán; en esta situación sería lógico tomar un crédito a Corto Plazo para llenar su inventario desde tiempo antes y obtener algún beneficio adicional, como descuentos por compra anticipada y por volumen, sacando así el máximo provecho de la oportunidad.

El financiamiento a corto plazo es una opción ideal ya que el riesgo es bajo y se estará en deuda por poco tiempo.

Publicaciones recomendadas

Déjanos tus comentarios