En Administración

En cualquier negocio, ya sea Pyme o gran corporativo, los socios interactúan en una suerte de matrimonio profesional en el que se unen con una misión en común, sin embargo, suele ocurrir que luego del pasar del tiempo, esa visión cambia y ya no encaja perfectamente con la visión del otro, originando ciertos conflictos que podrían llevarlos a una crisis interna.

Existen muchos problemas comunes entre socios y recuperar una relación efectiva puede ser un problema, puesto que suele haber mucho en riesgo, sin embargo, no es imposible.

Cambiando nuestra percepción y aprendiendo a utilizar algunas herramientas para manejar a los socios difíciles, podemos deshacernos de emociones negativas que afectan la relación.

A continuación presentaremos algunos consejos para manejar a los socios difíciles.

1. Comunicación Efectiva

La comunicación es esencial para cualquier relación, tanto en el ámbito personal como el personal. Sin embargo esto no quiere decir que cualquier tipo de comunicación es útil para reparar una relación o para transmitir una idea.

Podrías hablar todo el día con tu socio, pero si no lograr transmitir las ideas que tienes, entonces no lograste nada. La clave de la comunicación efectiva suele estar en escuchar atentamente y hablar de manera moderada y concisa.

2. Neutraliza las Percepciones

Comunicarse con un socio difícil en el trabajo suele ser imposible, esto ocurre porque el ambiente laboral nos recuerda constantemente de decisiones adversas tomadas por los socios, es decir, el ambiente alimenta una percepción negativa sobre ellos.

Para neutralizar esta percepción negativa (y la percepción negativa de ellos hacia nosotros), es recomendable salir del área de trabajo.

El contraste nos presenta alternativas que podemos asociar sobre nuestros socios y puede cambiar el foco de las conversaciones a temas distintos, neutros y que ayuden a fortalecer la relación.

3. Transmite Confianza

La confianza es vital en cualquier relación. Transmitir confianza a nuestros socios significa demostrar con acciones que pueden confiar en nosotros.

Pero a su vez es importante transmitir la nuestra hacia ellos, esto significa delegar tareas importantes a ellos o simplemente manifestarla en sus habilidades y en cualquier situación adecuada.

4. Piensa en comunidad

Como mencionamos anteriormente, los socios forman una suerte de matrimonio profesional, y al igual que un matrimonio los socios prefieren sentirse como una unidad.

Piensa en el bienestar tuyo y de los socios al comentar ideas y practica hablar de “Nosotros” en vez de “Yo” y “Ustedes”, puede parecer trivial pero sus socios responderán de manera positiva al cambio.

5. Comparte Opiniones y Muestra Apoyo

Validar las posiciones de los socios puede tener un gran impacto en las relaciones difíciles y es muy sencillo de hacer, simplemente basta con preguntar la opinión de sus socios sobre cualquier tema en particular y responder de manera positiva.

Esto no significa que debe estar de acuerdo con cualquier respuesta, pero un simple “Eso es un punto importante”, demuestra que estas tomando enserio su opinión.

6. Considera que tú puedes ser el problema

Por último, siempre vale la pena considera la posibilidad de que nosotros seamos quienes nos hemos vuelto difíciles de tratar.

Cambiar la manera de pensar de nuestros socios sería un error, puesto que somos nosotros quienes causamos los conflictos.

De ser esta la situación bastara con arreglar nuestro comportamiento para recibir una respuesta positiva de nuestros socios y resolver los problemas de nuestro “matrimonio profesional”.

Y tú, ¿cómo te llevas con tus socios?

Publicaciones recomendadas

Déjanos tus comentarios