En Administración, Finanzas

Existen señales que nos indican cuándo es el momento adecuado para buscar opciones de financiamiento, pero si no las detectamos a tiempo o, peor aún, les restamos importancia estamos afectando negativamente el desempeño de la empresa y seguramente limitando su crecimiento.

Todos los empresarios quieren que ver a su compañía facturando más, superando objetivos de ventas y en franco camino al crecimiento. Lograrlo requiere de una serie de elementos que en conjunto la dirigen a ese objetivo. Uno de estos elementos es el financiamiento, una inyección de recursos económicos puede ser una bocanada de aire fresco en algunas ocasiones.

Pero, ¿cómo sabemos que es el momento adecuado para recurrir al financiamiento? A continuación te compartimos algunas señales para que aprendas a detectar el momento correcto para solicitar ayuda financiera:

  1. Tus ventas aumentaron considerablemente y de manera inmediata, lo que sin duda es un hecho sumamente positivo que nos dice que la empresa va en el camino correcto.  Sin embargo, la pregunta siguiente es: ¿la compañía tiene la capacidad para cumplir con este nuevo ritmo de ventas y satisfacer la nueva demanda? no es igual tener que aumentar la línea de producción a solo tener que invertir en personal. Si después de hacer un análisis completo del estado actual y la capacidad de respuesta que tiene la firma, caes en cuenta que no será posible, entonces la respuesta a ello sería solicitar un financiamiento que ayude a solventar los nuevos compromisos adquiridos.
  2. Si en varias ocasiones se han perdido oportunidades de cerrar negocios o se han tenido que declinar oportunidades de cerrar contratos porque rebasa la capacidad operativa o de producción de la empresa, llegó el momento de crecer o expandir la compañía, ya sea con compra de maquinaria, aumentar la materia prima para aumentar la producción y estar preparado ante las nuevas oportunidades de negocio, o lo que sea necesario para no perder nuevamente oportunidades de negocio.
  3. Lanzamiento de producto; si detectas una necesidad en el mercado y tu empresa puede dar respuesta a ello, ya sea con el lanzamiento de un nuevo producto o modificando uno que ya está a la venta.
  4. Abrir nuevos mercados, cuando el objetivo es llegar a otras plazas, ya sea en otras ciudades del país o porqué no al extranjero.
  5. Cuando hay problemas de liquidez para hacer frente a compromisos como pagar impuestos o bonos especiales. Si detectas que existe falta de liquidez es el momento adecuado para solicitar un préstamos, y es recomendable no dejar pasar mucho tiempo para poner orden en el área administrativa, en caso contrario esto puede ser como una bola de nieve que crece y crece hasta convertirse en algo difícil de contener.

Antes de decidir solicitar un financiamiento, es recomendable correr los ejercicios financieros adecuados para determinar la cantidad necesaria; el plazo a pagar, considerando el tiempo en el que se puede liquidar, el monto de interés y todas las condiciones que lo acompañan. Un financiamiento es un compromiso que adquiere la empresa además de ser una inyección de dinero.

La responsabilidad de los directivos es saber leer las señales o indicadores que las empresas emiten para actuar a tiempo y evitar que la firma atraviese periodos de inestabilidad que en muchas ocasiones pueden prevenirse.

Publicaciones recomendadas

Déjanos tus comentarios