En Administración, Finanzas
Sin importar el tamaño y el tipo de negocio, todas las empresas en algunas ocasiones recurren a los préstamos, por eso es mejor informarse antes de dar ese importante paso.

En México 4 de cada 10 empresas han solicitado un crédito en la etapa de inicio; las cifras disminuyen conforme se reduce el tamaño de las compañías. Un estudio reciente indica que las dos principales razones por las que los empresarios no piden un crédito; es por la falta de interés y la segunda, por el exceso de los costos en los productos de crédito.

Los primeros años de vida de una Pyme, sin importar su tamaño y el tipo de negocio, en algunas ocasiones recurren a los préstamos para solventar gastos extraordinarios. Los expertos aseguran que en muchas ocasiones se debe por la poca experiencia que tienen en el tema financiero y por el desconocimiento sobre los productos y servicios financieros.

Por lo anterior, recomiendan, informarse sobre lo que se oferta en el mercado, las distintas empresas que se dedican al servicio de préstamos a pymes cuentan con distintos esquemas y servicios, que al final derivará en que la empresa que solicita el préstamo, logre sobrevivir con deudas accesibles y que no se conviertan, con el paso del tiempo, en cadenas impagables.

La banca generalmente solicita que las empresas cuenten con un plan de negocios bien definido, se dice que, es lo más básico y es un requisito infaltable a considerar. Sirve como carta de presentación del negocio. Además debe contar con un estructura ideológica bien definida, debe incluir la visión, misión, los valores, objetivos, las competencias, ventajas competitivas, entre otros.

Debe contener, en su documentación, la estructura del entorno bien definida, es decir, donde se observan las fortalezas, debilidades, el nicho o el público que será consumidor, análisis del mercado y la frecuencia en la que el público compra los productos del negocio. Debe tener una estructura mecánica, donde se visualice fácilmente las estrategias de tu negocio para alcanzar los objetivos financieros.

Debes analizar las fuentes de tu ingreso, un plan concreto para prevenir pérdidas. Quienes ofrecer servicios de préstamo evalúan detalladamente  los riesgos del negocio, la áreas más débiles y el panorama en donde las estrategias no podrían tener éxito.  Algunas otras solicitan, incluso, saber en que se van a invertir los recursos prestados.

Recuerda que emprender un negocio no es cuestión de dinero, sino que  además requiere de informarse e indagar en fuentes adecuadas y antes de solicitar un producto crediticio pide una asesoría.

Antes de solicitar un crédito pregúntate si realmente lo necesitas; puede ser un gran empuje para tu empresa, pero si no lo usas de manera adecuada puede convertirse en una carga. Si quieres montar tu negocio, ¡no hay pretexto! existen muchos apoyos para lograrlo, el detalle es tomarse el tiempo de buscar las opciones indicadas para ti.

La forma más efectiva de conseguir un financiamiento para tu empresa es estar preparado con todo lo antes comentado, esto te permitirá agilizar el trámite del financiamiento.

Publicaciones recomendadas
Mostrando 2 comentarios

Déjanos tus comentarios