En Finanzas, Tecnología

Estamos viviendo el apogeo de la llamada Inteligencia Artificial a través de diferentes modalidades de lo que podemos denominar “robots” y a pesar de que no es un término nuevo, es un hecho que las aplicaciones que se le han dado actualmente, gracias a los avances tecnológicos son muy variadas, pero ¿esto implica que reemplazaran al factor humano?

Hay algunos analistas que son pesimistas y otros que no tanto, la realidad es que lo desconocemos, las cifras actuales nos indican que es una industria en crecimiento acelerado, de acuerdo con un reporte de Avasant, consultora estadounidense, publicado en el diario El País, el mercado mundial de automatización robótica, valorado en 480.4 millones de dólares en 2015, crecerá una media del 62% anual hasta 2020, cuando alcanzará los 5,324.4 millones.

El mismo informe indica que, el ahorro por la implementación de este tipo de inteligencia artificial y de robots en las empresas puede ser de entre el 20% y el 50%, llegando hasta el 100% en los casos donde su aplicación pueda automatizar completamente un proceso.

Pero, aún nos quedan funciones que solo los humanos podemos tomar, como la toma de decisiones, ¿o no?, De acuerdo con un artículo de la revista Forbes el Machine Learning, una variante de la Inteligencia Artificial viene a intentar “simular” esta cualidad en la que a través del aprendizaje de patrones complejos las maquinas pueden generar algoritmos para predecir comportamientos futuros y así tomar decisiones, que pueden ser tan simples y de aplicación actual como el momento en el que una luz se debe apagar.

En este mundo en el que la tecnología cada vez evoluciona más rápido y en que las máquinas eventualmente invadirán las empresas de una u otra forma con su inteligencia artificial, Tim Leberecht, autor y humanista, explica cuatro formas en las que las empresas pueden destacar por su humanidad, a través de un TED Summit.

¿Y tú, ya aplicas alguna de estas estrategias?

Publicaciones recientes

Déjanos tus comentarios