En Ventas y Marketing

Gemalto, empresa líder mundial en seguridad digital, nos explica cuatro tendencias de algunas tecnologías que, para 2020, podrían cambiar totalmente la forma en que realizamos nuestros pagos, ¿tu empresa está lista para evolucionar?

La tecnología en este rubro ha avanzado de forma acelerada en el mundo para ofrecer una experiencia de pago ágil y conveniente, de acuerdo con un nuevo informe de Rambus, todavía queda mucho por hacer.

1. Pagos basados en contexto

Son procesos de pago que se llevan a cabo en segundo plano y que no necesitan que el cliente y el comerciante interactúen directamente, como es el caso de Uber, que hace el pago por nosotros.

Actualmente existen muchas variantes, pues la tecnología requerida para llevar a cabo esto no es sencilla y se están probando diversas alternativas como lo es la geolocalización, la biometría, comunicación y visión por computadora, entre otras. “Por el momento, hay un par de conceptos tempranos que parecen prometedores. La aplicación de manos libres de Google permite a los consumidores decir sencillamente “voy a pagar con Google” para completar una transacción. Mientras que Amazon Go va a permitir a los clientes ir a la tienda, recoger los artículos y salir, y sus compras se cargarán automáticamente a su cuenta de Amazon”, explica Gemalto a través de su comunicado.

2. Biometría: nuestro cuerpo es el password

Ya sean huellas dactilares o reconocimiento facial, aplicaciones como Android Pay y Apple Pay, han buscado ser líderes en la implementación de la autenticación biométrica. Sin embargo, las actualizaciones de software y los lanzamientos de productos probablemente abran un nuevo mundo de posibilidades y aumenten el número de dispositivos que la admiten.

¿Cuáles son las alternativas que se están explorando para mejorar la tecnología de pago a través de la biometría? Reconocimiento del iris, el análisis del ritmo cardíaco y el mapeo de las venas, por nombrar solo algunas, son los sistemas que podrían mejorar radicalmente la forma de hacer pagos. Se espera que aumenten la precisión, la eficiencia y la seguridad.

Una investigación reciente de Visa descubrió que los consumidores de toda Europa prefieren el uso de la autenticación biométrica cuando realizan pagos.

3. Más wearables

En el mundo de los pagos móviles, los teléfonos inteligentes llevan firmemente la delantera. Sin embargo, el avance de los dispositivos wearable podría cambiar eso pronto, dado que está previsto que dicho mercado llegue a los $34,000 millones para 2020.

Muchos dispositivos wearable actualmente se basan en los dispositivos de seguimiento de la salud y el fitness. Sin embargo, los fabricantes están trabajando en la incorporación de funciones adicionales (como la funcionalidad de pago) para convertirlos en un elemento cotidiano esencial.

Teniendo en cuenta que están disponibles de inmediato y no requieren andar revolviendo bolsos y bolsillos, los dispositivos wearable ofrecen una verdadera diferencia con respecto a los teléfonos inteligentes y a las tarjetas sin contacto, por lo que va a ser interesante ver cómo se desarrollan en los próximos años.

4. Aplicaciones móviles

A medida que la tecnología móvil mejora, se hace evidente que la simplicidad y la conveniencia no son suficientes. Los consumidores quieren un valor agregado, y por eso a ciertas aplicaciones móviles, como Starbucks con su sistema de fidelidad, les ha ido tan bien.

Con un pronóstico para 2020 de más de 3,000 millones de tarjetas de fidelidad en aplicaciones móviles, es muy probable que esa tendencia continúe.

Para 2020, los consumidores pueden esperar mucho más. Con el registro del comportamiento pasado y el despliegue inteligente de los datos de los usuarios, los consumidores podrían recibir recomendaciones inteligentes. Y con el agregado de la realidad aumentada, los consumidores podrían analizar información de los productos y leer comentarios en tiempo real, en lugar de tener que investigar en casa.

Publicaciones recomendadas

Déjanos tus comentarios